La dieta en Semana Santa

Para viajes al extranjero aliste alimentos no perecederos en su equipaje de mano (que no sean líquidos)

Semana Santa es un tiempo de reflexión y de fe para muchos costarricenses, pero también, los días libres son una oportunidad para descansar, pasear y disfrutar de comidas tradicionales de esta época.

 

Pescados, mariscos, mieles y conservas, son algunos de los productos más buscados por los ticos durante la Semana Mayor. Otros alimentos que también incrementan sus ventas en estos días son el palmito, los frijoles molidos enlatados, los chiles jalapeños, las sopas y cremas, los consomés y sazonadores e, incluso, las leches condensadas y evaporadas, para la preparación de postres.

“Los costarricenses disfrutan de platillos muy específicos durante Semana Santa y esto se refleja en el tipo de productos que compran en el supermercado durante los días de celebración. En el caso de Nestlé, notamos un incremento importante en la preferencia por marcas como Malher®, La Lechera®, Ideal® y MAGGI®, pues sus productos se incorporan en muchas de las recetas típicas de la época”, señaló Marina Ripper, Gerente de País de Nestlé Costa Rica.

Algunos de los platillos comunes que preparan los costarricenses son las empanadas de chiverre, el escabeche, la miel de toronja, el arroz con palmito, sopa de pescado o mariscos, tamal mudo o el palmito asado.

 

Cuide su alimentación durante Semana Santa

Muchos costarricenses aprovechan Semana Santa para compartir con sus seres queridos, pero estas reuniones, donde se disfrutan, generalmente, las recetas familiares, podrían costarle unas libras de más.

En ocasiones especiales como esta época, es importante mantener una alimentación variada y balanceada, sin tener que eliminar las comidas tradicionales.

Patricia Vial, gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica, ofrece una serie de consejos para disfrutar de sus comidas favoritas, sin caer en excesos.

·     Ajuste las recetas tradicionales. Incorpore productos más saludables en sus recetas, por ejemplo, prefiera frutas frescas en lugar de frutas enlatadas.

·     Cuide las porciones. Intente consumir cantidades moderadas y variadas de alimentos.

·     No se olvide de los vegetales. Procure que las ensaladas y vegetales formen parte de las comidas de Semana Santa.

·     Elija los postres con menos calorías. No hay nada más light que una ensalada de frutas como postre.

·     Realice actividad física. Tenga el firme propósito de continuar con sus ejercicios y, así, después de sus días feriados, estará libre de remordimientos.

·     Manténgase hidratado de manera constante. Lo ideal es consumir entre 8 y 12 vasos de agua cada día, especialmente si realiza alguna actividad física. Existen algunas señales de deshidratación: cansancio, mareo, calambres, náuseas o dolor de cabeza.

Asimismo, si su plan es salir de paseo, debe tomar las medidas necesarias para comer de forma saludable fuera de casa:

·     Elija restaurantes con un menú amplio. Así tendrá más opciones para elegir y armar un plato saludable.

·     Controle las porciones que consume. Si el plato es muy grande, considere la opción de compartir la comida con su acompañante o comer solo la mitad y pedir el resto para llevar.

·     Trate de elegir los alimentos más saludables. Si puede, prefiera ensalada en lugar de papas fritas y pida el aderezo aparte, para que usted controle cuánto va a agregar.

·     Para viajes al extranjero. Aliste alimentos no perecederos en su equipaje de mano (que no sean líquidos) para consumir durante el recorrido. Algunas opciones son galletas integrales, frutos secos o avena instantánea.


Comments