Consejos para elegir el recipiente adecuado para la merienda

Antes de preparar la merienda asegúrese de preparar alimentos nutritivos, balanceados y que llamen la atraerá la atención de su hijo, incluso cuando la merienda está empacada

Preparar una merienda saludable y atractiva  para sus hijos es solo el primer paso para lograr que se alimenten de la mejor manera. Una vez que se preparan los alimentos es necesarios empacarlos en los recipientes adecuados; la comida derramada, por ejemplo, no será la mejor motivación para que el niño disfrute este tiempo de alimentación.

Para evitar ésta y otras situaciones que impiden tener un tiempo de merienda exitoso, es necesario utilizar los envases adecuados. Por ello Tiendas Universal le da las siguientes recomendaciones para elegir los recipientes correctos y que sin duda invitarán a su hijo a disfrutar de una rica merienda: 

  1. Considere el peso: La merienda no debería representar una carga excesiva para el niño. Para evitar esto es preferible elegir recipientes de plástico, son más livianos y fáciles de manipular por los menores de edad.
  1. Evite accidentes: Los recipientes de vidrio son ideales para conservar los alimentos; sin embargo, no es recomendable utilizarlos en las meriendas de los niños, además de ser más pesados, podrían generar accidentes si se quiebran.
  1. Alimentos más apetecibles: “Si aun a los adultos se nos complica un poco mantener estable la lonchera para que la merienda no se mezcle; es mucho más complicado para un niño; los alimentos son menos apetecibles si se esparcen o se mezclan”, comentó Sellene Castro, Gerente de Mercadeo de Grupo Universal. Para evitarlo, lo mejor será usar un recipiente con divisiones o compartimentos de manera que mantenga cada alimento en su lugar.
  1. Que sea fácil de usar: Si bien la seguridad del recipiente para evitar que la comida o las bebidas no se derramen es importante, ésto no debe convertirse en algo difícil de manipular para el niño. Las botellas o recipientes para las bebidas deben ser fáciles de desenroscar y además deberían tener un protector de boquilla para evitar que el líquido se derrame.
  1. Creatividad ante todo: El recipiente puede ser la “excusa” perfecta para lograr que su hijo se coma toda la merienda o se motive para hacerlo. “Los diseños, colores e incluso las formas de los recipientes son perfectos para despertar el interés de los hijos cuando se trata de la comida. En Tiendas Universal tenemos gran variedad de envases y botellas muy atractivas, con diseños de moda, muy gustados por los menores; y funcionan muy bien para cada necesidad”, comentó Castro.

Las características de los recipientes idóneos son que sean herméticos, fáciles de lavar y limpiar y además que sean cómodos para abrir y cerrar. Antes de preparar la merienda asegúrese de preparar alimentos nutritivos, balanceados y que llamen la atraerá la atención de su hijo, incluso cuando la merienda está empacada.


Comments