Aprenda más sobre la clave para iniciar de forma saludable su día

Es un hecho que un desayuno completo y la práctica de actividad física son la pareja ideal para iniciar el día de forma saludable y generar bienestar.  

 

Existen gran cantidad, variedad y hasta calidad de información disponible sobre nutrición y rutinas de ejercicio. Esto genera que muchas veces las personas se alimenten de determinada forma o practiquen rutinas físicas, sin validar o recibir asesoría de profesionales. El riesgo es que, en algunos casos, preferencias o necesidades específicas de un individuo se generalizan o, peor aún, costumbres erróneas se perpetúan hasta convertirse casi en “verdades absolutas”. 

Por eso, Patricia Vial, gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica, y Jimena Smith, entrenadora personal certificada, nos aclaran algunas de las creencias más populares:

Sobre el desayuno:

Un desayuno liviano ayuda a bajar de peso:Ningún alimento adelgaza. Las investigaciones lo que demuestran es que quienes desayunan regularmente mantienen un peso corporal más adecuado. 

Al seleccionar qué alimentos desayunar, busque opciones que aporten nutrientes valiosos para reponer la energía perdida durante la noche, hidratar el organismo y proporcionar los nutrientes esenciales para iniciar el día.

Desayunar carbohidratos integrales ayuda a perder peso: Los alimentos integrales no ayudan a adelgazar, pero producen una mayor sensación de saciedad al estar hechos de grano entero y, por ello, también aportan más fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes. 

Comer cereales en el desayuno aporta muchas calorías: Todos los cereales para el desayuno contienen calorías, pero su contenido energético varía según los ingredientes que se utilizan en su preparación. Es importante buscar cereales hechos con grano entero y que aporten vitaminas, minerales y fibra. 

Consejos para mejorar sus desayunos

1. Organice todo desde la noche anterior. Por ejemplo prepare la mezcla para panqueques o deje listas las porciones de frutas que utilizará para los batidos.

2. Elabore un menú semanal y haga una lista de compras, de forma tal que, el día que va al supermercado, compre todo lo necesario para desayunos balanceados durante la semana.

3. Programe la alarma del despertador 10 minutos antes. Durante las mañanas agitadas. Despertarse unos minutos antes proporciona tiempo para tener un buen desayuno.

4. Comience el día con la ayuda de las frutas. Son fáciles de comer y añaden más sabor y nutrientes. Por ejemplo, agregue frutas a su cereal Nestlé® o congele porciones para añadir al yogur o hacer un batido.

5. No se complique. Prepare desayunos nutritivos pero simples. Si cuenta con poco tiempo, un tazón de cereal con leche, fruta de temporada y un huevo, es una opción completa.

6. Si debe salir más temprano prepare opciones para llevar.  Puede empacar un banano, una bolsa de frutos secos o una porción de cereal Nestlé® y una caja pequeña de leche. 

7. Desayune en familia. Es la forma de enseñarle a sus hijos la importancia del desayuno y crear un buen hábito en ellos.  


Comments