Un desayuno debe proporcionar entre el 20 y 25% de la energía diaria

Durante la noche, el cuerpo consume energía para mantener las funciones vitales

El desayuno rompe el ayuno y por este motivo, es considerado la comida más importante del día, pues se trata del primer aporte energético que el organismo recibirá para realizar las actividades del día.

En una dieta equilibrada, la cual consta de cinco tiempos de comida, el desayuno representa entre el 20 y el 25% de aporte de energía de todo el día.

De acuerdo con Patricia Vial, gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica, un desayuno variado y balanceado permite reponer la energía perdida durante la noche, prepararlo para comenzar bien el día e hidratar el organismo.

“En la noche, el cuerpo descansa, pero no deja de funcionar. Durante las horas de sueño, el organismo utiliza sus reservas de energía para mantener las funciones vitales, tales como la temperatura corporal, la respiración y la circulación de la sangre. En promedio, una persona puede gastar unas 400 o 500 calorías durante la noche. Esta es la principal razón por la cual el desayuno es fundamental, pues el cuerpo requiere reponer estas calorías”, explicó Vial.

Diversos estudios demuestran que desayunar contribuye a mejorar la calidad de la ingesta diaria, el equilibrio metabólico y el rendimiento cognitivo, lo que implica beneficios para la salud a corto, mediano y largo plazo.

Además, según los expertos, desayunar todos los días tiene un impacto positivo en fortalecer hábitos de vida saludables, mientras que saltarse esta comida se asocia con comportamientos o estilos de vida menos saludables.

Un desayuno variado y balanceado

Una importante parte de la población no desayuna con regularidad, o bien lo hace de manera inadecuada, es decir, no cubren las necesidades energéticas recomendadas, ni tampoco el aporte de nutrientes.

Para un desayuno variado y balanceado, es importante incorporar una mezcla de carbohidratos, fibra, proteínas, algo de grasa, vitaminas y minerales, nutrientes que se pueden encontrar en diversos alimentos como: granos y cereales integrales, fruta, lácteos y, por supuesto, acompañado de agua, la bebida más refrescante e hidratante que hay.

 


Comments