Siga estos consejos para comprar carne de forma segura

La seguridad alimentaria es una de las grandes preocupaciones de los consumidores hoy en día, por lo que es de suma importancia saber en qué fijarse a la hora de comprar carne.

De acuerdo con Julio Rodríguez, máster en producción animal y asesor técnico de Carnes Don Fernando la carne es un producto perecedero que contiene un alto nivel de humedad y es rico en proteínas, lo que la hace altamente susceptible a microorganismos que pueden causar enfermedades si no es manipulada de la forma correcta.

Según Rodríguez, el consumidor debe ser crítico y observador, para poder identificar si el manejo de la carnicería y el estado del producto es el adecuado. El primer paso, a la hora de comprar carne, es observar las prácticas de manipulación e higiene del personal a cargo.

En Carnes Don Fernando somos altamente exigentes con la manipulación del producto desde su procesamiento, transporte y manejo en los puntos de venta.Contamos con un proceso de capacitación continua dirigido a nuestros colaboradores, así como de inspección diaria y exhaustiva de las políticas de manipulación y manejo sanitario”, comentó Rodríguez.

Estos son los principales consejos del experto para elegir carne:  

1.     Lo adecuado es que la carne presente una coloración roja.

2.     El aroma de la carne no debe ser desagradable, al igual que el del local.

3.     No debe tener capas negras, esto sucede cuando se quema por frío.

4.     Si la carne tiene coloración café, es posible que hubo oxidación y no es recomendable adquirirla.

5.     Evite comprar carne con coloraciones verdosas, con capas viscosas o con una baba en la superficie.

La importancia del etiquetado

Por otro lado hay que tener acceso a la información del producto por medio de la etiqueta, esto permite mayor transparencia en las condiciones de producción y comercialización; desde el punto de vista del consumidor añade confianza y seguridad alimentaria.

Por esta razón, también es importante leer la etiqueta, ya que ésta indicará de dónde viene la carne y a cuáles procesos ha sido sometida. De acuerdo con Rodríguez, la etiqueta debe contar con la siguiente información:

1.     El proceso que ha llevado: si es molida, marinada, adobada o tenderizada. (Al tenderizar se suaviza a la “fuerza” y se le aplican otros ingredientes a la carne, además de agua).

2.     El origen, fecha de vencimiento, ingredientes y precio por kilo.

3.     Si es carne molida, debe aparecer el porcentaje de grasa.

4.     En caso de que la carne sea tenderizada, debe contener el porcentaje de la solución adicionada.

“En Carnes Don Fernando cumplimos con los lineamientos de etiquetado y de controles que exige el Gobierno de la República para la comercialización de nuestros productos y están visibles al consumidor para su debida verificación. Los procesos de producción superan los más estrictos estándares del mercado. Todo nuestro ganado cuenta con una trazabilidad que nos permite conocer y tener control de todo el proceso de la carne, desde que llega a la finca hasta que se adquiere en el local”, concluyó Rodríguez.


Comments