Innovación convierte la calidad de la carne costarricense en un producto eco amigable

Con el objetivo de contrarrestar los impactos ambientales que genera el negocio de la producción ganadera, Carnes Don Fernando realiza un arduo trabajo en ofrecer carne de calidad, pero a la vez amigable con el ambiente.

La empresa se convirtió en la primera ganadería de engorde o de ganado comercial, en recibir la certificación de Carbono Neutralidad para la finca ubicada en La Fortuna de San Carlos.

Esto se logró gracias a la mejora de muchos de los procesos que se realizan en el lugar desde hace varios años, siempre apangándose a los objetivos de la gestión ambiental de la empresa a través de la mejora en prácticas como la reforestación de árboles nativos y la producción de abono orgánico, el cual se utiliza como fertilizante natural para los pastos de la finca.

Asimismo, la ganadería cuenta con controles rigurosos para proteger las fuentes de agua pues desde el 2011 obtuvieron el galardón de Bandera Azul Ecológica y Bandera Verde. El uso de cercas vivas, la rotación del pastoreo, así como la alimentación de alta calidad para las reses son otras de las prácticas sostenibles que aplica Carnes Don Fernando. 

 “Siempre hemos apelado por la producción de carne amigable con el ambiente mediante la constante búsqueda de aplicar prácticas sostenibles y responsables con la naturaleza en el proceso de producción. El factor humano es el responsable del cambio climático y es el único que puede revertirlo”, explicó Julio Rodríguez, máster en producción animal y asesor técnico de Carnes Don Fernando.

Por otro lado, la compañía promueve el reciclaje mediante la separación de materiales orgánicos e inorgánicos, manejo de desechos sólidos, así como manejo responsable de envases y productos agro-veterinarios tanto en la finca como en nuestros puntos de venta.

Sumando aliados

La compañía no solo ha realizado esfuerzos por potenciar la producción de carne amigable con la naturaleza, sino también ha trasladado sus buenas prácticas en los diferentes puntos de venta al eliminar las pajillas en sus restaurantes y promover el uso de productos biodegradables como los desinfectantes.

“En este proceso involucramos a nuestro personal mediante capacitaciones constantes en temas relacionados a carbono neutro, Bandera Azul, Bandera Verde, carne natural y prácticas sostenibles. Sin embargo, también quisimos ir más allá haciendo participe a nuestros clientes de este cambio con visitas guiadas a la finca en donde les enseñamos las buenas prácticas de manejo y en la siembra de árboles”, Rodríguez.

Sin duda alguna, el consumidor cada vez es más consciente, está más informando y busca lugares que compartan sus creencias, valores y gustos.

 “Nuestra expectativa es trascender e innovar siempre en armonía con la naturaleza. En el mercado internacional como en Estados Unidos y Europa cada vez más el consumidor busca carne natural, carne carbono neutro y el bienestar animal. En nuestro país, Carnes Don Fernando ya ofrece todo esto”, agregó Rodríguez.

Desde 1994, el objetivo de Carnes Don Fernando ha sido crear un mercado diferenciado en el país mediante la innovación en el tema cárnico, la trazabilidad, bienestar animal, la producción sostenible y productos 100% inocuos para los costarricenses.

 


Comments