Fundecooperación y CACORE promueven la creación de encadenamientos productivos

Alianza busca fomentar el uso de productos nativos y con mayor adaptación al cambio climático

 

Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible se une a la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (CACORE) con el objetivo de promover en el país un mayor uso y consumo de alimentos nativos y de aquellos con una mejor adaptación al cambio climático; esto, por medio de la creación y fortalecimiento de encadenamientos productivos entre las pymes productoras de estos alimentos y los restaurantes nacionales.

 

Kattia Rojas, vocera de Fundecooperación explica “esta alianza tiene como objetivo fomentar encadenamientos productivos que ayuden a las pymes nacionales a colocar sus productos directamente en los restaurantes; lo que les permite a estos pequeños empresarios mejorar la comercialización de sus productos, aumentar sus ingresos económicos y generar un comercio justo entre las partes”.  

 

Y en el caso de los restaurantes, ellos pueden asegurarse una mayor calidad del producto y conocer cuáles estarán disponibles todo el año o por temporadas; y de esa manera planificar y ajustar sus menús. Además, de apoyar a los agricultores de la zona donde se ubican.

 

“Para lograr esto, en Fundecooperación trabajamos en la elaboración de una lista de pymes productoras de alimentos nativos y una segunda lista con productos que poseen mayor adaptación al cambio climático (es decir, alimentos que se dan tanto con época de lluvia o sequía), la cual será la guía de proveedores que brindará CACORE a los chefs del país, para la compra de los productos que necesitarán para la elaboración de los platillos con los que participarán en el Laboratorio Gastronómico 2017; y aquellos que mantendrán en sus menús”, agregó Rojas.

 

Dentro de los productos nativos (es decir, aquellos que son 100% costarricenses) que se pueden mencionar se encuentran: la anona, cacao, níspero, palmito, chicasquil, cuajiniquil, cas, flor de itabo, guaba machete, güízaro, entre otros.

 

“Y, aquellos que poseen una mejor adaptación al cambio climático son, por ejemplo: el kale, chía, acelga, berenjena, tomate de árbol, uchuva, ñame, sorgo, maíz criollo, jícama, camote, chile dulce, entre otros”, señaló Rojas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Comments