40 restaurantes ofrecen una experiencia gastronómica 100% costarricense

Son más de 160 recetas nuevas con productos de identidad cultural costarricense que estarán disponibles en noviembre

Durante todo el mes de noviembre los costarricenses podrán tener la oportunidad de vivir una experiencia gastronómica 100% nacional; donde podrán conocer más de 160 platillos innovadores, con sabores únicos y elaborados con productos autóctonos o con mejor adaptación al cambio climático; esto como parte del Laboratorio Gastronómico con la participación de 40 restaurantes nacionales.

El Laboratorio, organizado por la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (CACORE) con el apoyo de Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, nace bajo la filosofía del Plan Nacional de la Gastronomía Costarricense Sostenible y Saludable (PNGCSS), y  tiene como objetivo incentivar la elaboración de recetas interesantes, nuevas, creativas y balanceadas utilizando ingredientes locales y plantas comestibles nativas de Costa Rica; y de esa manera promover la gastronomía nacional, elevarla a esferas de la alta cocina y que sea reconocida como un producto país.

Restaurantes participantes: Tintos y Blancos (Terramall y Escazú), El Sendero (Villa Blanca), Claro que sí, Rico Tico, Cafetería y Repostería Kaldi, Z Gastro Bar, Sponn, Kracobia, Beer Factory, Cafetería O´Sullvian Culinary, Antojitos, Shambala, Entre Migas La Boutique del Pan, Malanga Fusión Caribe, Chancay (Escazú y Antares), Gastro Bar la 38, G&E Chocolate Adventure Company, Vino Mundo, El Silvestre, El Tigre Vestido, Barceló San José, MacDonald Larga Espada, Sada Cafeettotejas, Bentana y Country Club.

Silvia Durán, represente de la Cámara de Costarricense de Restaurante y Afines (CACORE) explicó: “el Laboratorio tiene como objetivo rescatar aquellos platillos que nos identifican como costarricenses, estimular la innovación culinaria con productos 100% nacionales y consolidar una gastronomía nacional sostenible y saludable”.

“Además como parte de nuestro compromiso para fomentar una gastronomía sostenible, este año se decidió incorporar ingredientes con mejor adaptación al cambio climático, para lo cual buscamos crear encadenamientos productivos entre los restaurantes y los pequeños y medianos productores de estos alimentos, así como con productores que posean productos autóctonos. Esto, gracias a la alianza que creamos con Fundecooperación”, agregó Durán.

Dentro de los productos nativos a disposición de los participantes para la elaboración de los platillos se pueden mencionar: la anona, cacao, níspero, palmito, chicasquil, cuajiniquil, cas, flor de itabo, guaba machete, güízaro, entre otros.

Y, aquellos que poseen una mejor adaptación al cambio climático son, por ejemplo: el kale, chía, acelga, berenjena, tomate de árbol, uchuva, ñame, sorgo, maíz criollo, jícama, camote, chile dulce, entre otros.

Por otro lado, CACORE trae como novedad  la implementación de la estrategia de cliente incógnito, la cual busca evaluar a los restaurantes participantes en temas de cómo el salonero presenta cada platillo y si el restaurante le está brindando la promoción adecuada al menú.

¿Cómo  se seleccionaron a los participantes al Laboratorio? Por otro lado, para participar en el Laboratorio Gastronómico 2017, CACORE envió una invitación a los restaurantes que están afiliados y ellos por medio de un formulario se inscibieron.

Otro de los requisitos para participar es que cada restaurante deberá elaborar cuatro recetas libres (plato de entrada, plato fuerte, postre y una bebida) de acuerdo a los parámetros establecidos por CACORE que son: utilizar productos cultivados localmente, por lo menos tres plantas nativas de la lista provista, así como otros productos recomendados, compromiso de presentar el menú durante un mínimo de 30 días al consumidor y recoger los comentarios.

Además, como parte del Laboratorio los restaurantes deben de participar de las capacitaciones que brinda la Cámara en temas como salud, sostenibilidad, food style y cómo hacer el nombre del platillo más atractivo.

Finalmente, las recetas son evaluadas por Agustín Alfaro, quien es Consultor en Sostenibilidad y la Dr. Nancy Solano en el área de nutrición. 

“La Cámara tiene como meta para el 2018 que los restaurantes que participen del Laboratorio puedan zonificar sus recetas, es decir, que puedan crear recetas con los productos que son originarios de la provincia donde se ubican”, finalizó Durán.


Comments