Inka Grill renueva los sabores de su menú

El restaurante peruano cuenta con seis restaurantes en el país y antes que finalice el año abrirá una más en Alajuela

El restaurante peruano Inka Grill se puso la tarea de renovar su carta. El resultado fue una variedad de platillos frescos y saludables que representan la diversidad de la gastronomía de ese país suramericano.

Más que simplemente reemplazar algunas opciones de la carta por otras más nuevas, los nuevos platillos cuentan una historia. Hablan del Perú, sus regiones, sus ingredientes y el aporte de diversas culturas que dieron forma a una cocina que internacionalmente goza de gran reputación.

Jorge Vega, gerente de franquicia de Inka Grill, explicó que esta renovación incluye 21 platos. La carta actual ronda las 65 opciones.

“Renovamos la carta porque siempre es bueno refrescarse con nuevos sabores y presentaciones. El cliente siempre busca novedades, por eso esta se renueva una vez al año”, detalló Vega.

Un detalle importante es que la nueva carta se actualiza en los seis locales de Costa Rica y en los restaurantes de la franquicia de Estados Unidos (Miami), Honduras, Guatemala y El Salvador.

Un adelanto

Una de las novedades singulares es su nueva ensalada tabule de quinua. Este platillo es la reinterpretación del popular tabbuleh árabe, pero en lugar de emplear trigo en el Inka emplean quinua roja y perlada, pepino, tomate y aguacate.

Es fresca, de grato sabor en cada bocado y gracias a la combinación de sus ingredientes es fácil de llegar a amarla.

Los migrantes chinos hicieron múltiples aportes a la gastronomía del Perú, tanto que esta cocina chino-peruana cuenta con nombre propio: chifa. Una muestra de este aporte es el pollo chi jau kai.

Se trata de pollo con un toque de crocante que se sirve sobre una salsa oriental y se acompaña con fideos de arroz crocantes.

El uso de pescados y mariscos en su cocina, especialmente en Lima por su cercanía con el mar, es fundamental en muchísimos de los platillos más reconocidos de Perú a nivel mundial como lo es el cebiche, por mencionar uno.

Para rendir un tributo a esta influencia marítima incorporaron en el nuevo menú un filete de corvina con costra imperial (quinua), acompañada de una salsa de mariscos con pulpo, camarón y calamar.

El superalimento, como se le conoce a la quinua, le aporta un crocante mucho más saludable que si simplemente se empaniza el pescado. Pero al mismo tiempo se logra un efecto que deja la corvina fresca, jugosa.

El viaje propuesto por la nueva carta llevará a los comensales hasta una región del norte con su estofado de costillar norteño. Este es el tipo de platos en el que se conjuga técnica e ingredientes muy propios del perú.

La carne de res se cocina lentamente en el jugo de chicha de jora, lo que le aporta un sabor único. Además por su larga cocción la carne queda realmente suave y literalmente se desprende del hueso con absoluta facilidad.

Claudia Carrillo, gerente de mercadeo, añadió que la nueva carta es el fruto de cinco meses de trabajo liderados por el chef ejecutivo. Luego ella y Céspedes realizan sus aportes, lo mismo ocurre con los distintos chefs de cada restaurante.

“La nueva carta es un trabajo en equipo, es un mérito del grupo de chefs por lo que pensamos que va a ser muy exitosa”, finalizó Carrillo.

Inka Grill celebra en octubre sus 15 años. Además en sus planes de expansión incluyen la apertura de un nuevo local en Alajuela (City Mall). También continuará su expansión internacional con dos locales, uno en Ecuador y otro en Panamá.

Sus restaurantes en Costa Rica se encuentran en Multiplaza Escazú, Paseo de las Flores, Terramall, Curridabat, Lincoln Plaza y Lindora.


Comments