Tequila, Tacos y Mariachi: Pasión por la auténtica comida mexicana

Soy absolutamente un periodista parcializado cuando se trata de comida mexicana. La amo, me encanta México y tengo grandes amigos en esta hermosa república.

Eso hace que cuando escriba de restaurantes cuya oferta es la de este país me vuelva más subjetivo. Por eso tras visitar Tequila, Tacos y Mariachi (Escazú, centro comercial La Paco) tengo que reconocer que me encontré un lugar que para mi gusto representa muy bien parte de la cocina de México.

Es un lugar que merece ser visitado, con precios razonables en medio de un Escazú a veces muy costoso. 

También hay que decir que es un lugar acogedor con una comida preparada por jóvenes chefs mexicanos. Finalmente porque su comida tiene una sazón que hace difícil no dejar el plato limpio.

Enmoladas.

¿Qué tipo de restaurante es TTM?

TTM (Tequila, Tacos y Mariachi) es una mezcla de taquería tradicional. Cuentan con un menú de 13 tacos, algunos de inspiración en Ciudad de México, otros más de zonas costeras y algunos más de regiones de buena carne.

También es un restaurante donde encontramos esos platillos de antojerías, como quesadillas (con queso por aquello de que un amigo de CDMX lea esta nota), burritos, nachos, sopes o gorditas callejeras.

Y desde luego preparaciones más elaboradas, como sus enmoladas o su tinga a la poblana.

A comer

Para abrir el apetito Alejandro Redondo, entusiasta de la cultura de México y copropietario de Tequila, Tacos y Mariachi, nos recomienda unas botanas clásicas como el guacamole, pico de gallo y frijoles refritos con totopos.

Guacamole, pico de gallo, frijoles refritos y totopos.

La presentación ya atrae a la vista, eso es empezar ganando. El guacamole es una porción generosa y esos totopos están en un punto agradable donde están crujientes sin ser muy duros, como para hacer un esfuerzo al comerlos.

Del pico de gallo me sorprendió el balance que le dieron para que se sienta el pícaro sabor del jalapeño, sin que sea muy picante.

Luego la sopa de tortilla. Los ticos la conocemos como sopa azteca, posiblemente porque a todo lo que proviene de México lo identificamos como Azteca (pese a que existieron muchos otros pueblos autóctonos).

Esta sopa es una delicia y curiosamente no lleva tortilla. A base de caldo de pollo se prepara este caldo bien sazonado que lleva chochoyota (bolita de masa de maíz), puré de aguacate, queso, natilla y chicharrón de concha.

Sopa de tortilla.

La sopa calienta el alma. Algunos llegan solo por este plato, que con un poco de arroz se puede considerar una comida completa y ante toda deliciosa. En la visita probé una versión de degustación para poder degustar diferentes opciones del menú.

Tacos

Por la cantidad de tacos en su menú me atrevería a decir que son su especialidad. 13 variedades de este manjar mexicano, son tantos que uno quisiera tener más de un estómago para probarlos todos en una visita.

En mi primera visita me moderé y solo comí tres: El tradicional taco de pastor, el de cochinilla pibil y tinga de res.

Señores y señoras sin pensarlo mucho el de cochinilla pibil es el que se adueñó de mi corazón al primer mordisco. 

Trío de tacos.

Este tipo de taco con nombre tan singular se elabora con carne de cerdo. Lo singular de la preparación es que se cocina envuelta en hojas de plátano y en tiempos ancestrales se enterraba. Originalmente los yucatecos usaban otras carnes, hasta que la llegada de los europeos trajo con ellos la carne de cerdo.

Luego de una cocción lenta se convierte en una carne jugosa y que desde luego tiene muchos ingredientes que le dan su sabor.

Desde luego que para hacerlos aún más especiales es necesario ponerle al taco una salsa y si es la salsa macha aún mejor.

La cochinilla pibil es una delicia.

Las tortillas hechas en el restaurante merecen una mención. Son de esas que he buscado en otros lugares pero pocas veces encuentro. Resisten los jugos de la carne, no se quiebra y tiene buen sabor.

Los otros dos tacos están ricos, pero la cochinilla pibil es de esas recetas que gana adeptos fácilmente.

Sabor poblano

Comelones todos atentos. ¿Les gustaría un platillo que los traslade a un México prehispánico que logró sobrevivir el paso de los siglos?

Estoy seguro que sí y ese platillo es el mole poblano. Un guiso o salsa que combina cerca de 50 ingredientes, que se suele acompañar a carnes como el pollo y que en un bocado transmite sabores picantes, salados, dulces y un crocante.

Las enmoladas las rellenan de pollo.

En Tequila, Tacos y Mariachi hay dos muy buenas razones para pedir con absoluta tranquilidad un mole poblano: Son Marco Saucedo y Milton Vasquez, licenciados en gastronomía originarios de puebla y responsables de lo que pasa en la cocina y fogones del restaurante.

Una forma de presentarlos es en enmoladas. Es un plato con tres tortillas de maíz rellenas de pollo deshilachado. Sobre estas se baña esta salsa que lleva entre otros ingredientes tomate, maní, chocolate, chiles y semillas de calabaza, entre muchos.

Sí, su sabor es un poco ajeno al paladar del tico la primera vez que se prueba. Eso no significa nada más que hay que darle una oportunidad, ir con mente abierta y dejarse seducir.

Me gustó que el mole del lugar está bien balanceado. No es tan fuerte su sabor a chocolate, el picante está delicioso y en el paladar es un festín.

Le gustará

Fue tan buena mi experiencia que me atrevería a decir que es difícil que no le guste. Cómo podría uno no salir con ganas de volver cuando hay buenos precios pero ante todo mucho sabor y un local muy acogedor.

Es importante decir que en medio de la nueva normalidad que nos dejó el Covid-19, Tequila, Tacos y Mariachi implementó un protocolo para sus comensales.

Al llegar es necesario primero ir a lavarse las manos. La mesa se limpia frente a los ojos del cliente y el personal de servicio cuenta con protección en manos y rostro.

El menú se descarga digitalmente mediante un código QR, para disminuir el contacto con otras superficies.

Y desde luego que se acata la disposición de reducir la capacidad del local para mantener el distanciamiento social.

En este momento están operando de martes a viernes, de 12 mediodía a 3:30 p. m. Y de 5:30 a 9:30 p. m. Confían en que a partir del 6 de junio puedan atender al público sábados y domingo.

Se pueden hacer pedidos en la zona al WhatsApp 6075-7742 o al  teléfono 4703-6214. En redes sociales los encuentran en Facebook como @ttmmxcr mientras que en Instagram aparecen como @ttm.mx.cr



Comments