Tres curiosidades gastronómicas que probablemente sabías… o no

La curiosidad mató al gato, ese popular refrán nos recuerda que a muchos nos gusta saberlo todo o casi todo.

Por eso hoy te traemos tres curiosidades que no te van a hacer el mundo mejor pero, que luego de saberlo podrás continuar con tu vida diaria o incluso verificarlo en Google.

Restaurante atípico

Todos conocemos o hemos visitado restaurantes extraños. Desde algunos que solo sirven un único plato o los que tienen reglas de protocolo pasadas de moda.

Pero el más extraño del que al menos tengo referencia se llama Modern Toilet. Se encuentra en Taiwán y es un lugar donde el comensal se sienta en el inodoro (o taza o retrete o trono, como guste decirle) y su comida la sirven en versiones miniatura de este invento de 1775. También en orinales y las versiones orientales de los inodoros.

En un principio se vendían solo helados y el más popular era el de chocolate. Con el tiempo se transformaron en un restaurante más formal.


Lo cierto es que sus platos fuertes postres y hasta algunas bebidas vienen en mobiliario de baño miniatura. Otro detalle, las sillas donde el cliente se sienta es: Sí, un retrete!!!

En el menú hay carnes a la parrilla, pasta, emparedados y mucho helado.

Food Porn 

En el sitio web Con el Morro Fino (buenísimo, deberían leerlo de vez en cuando) leí algo que posiblemente decepcione a muchos millennials: El término Food Porn no lo inventaron ellos.

De hecho este término nace en la década de los años 70 en Nueva York. 

¿Qué no es? No es una comida que sea rica, eso no hace que algo sea food porn a mi entender. Esto porque en redes como Instagram he visto fotos de comida poco atractiva con esta etiqueta.

Por definición es comida que sea atractiva, que te den ganas de “comer con los ojos” según el sitio web. Lo visual estimula el cerebro y por eso una foto de comida muy atractiva nos estimula y dan ganas de probarlo.

En un estudio citado por la web española nos recuerdan que cuando un alimento llega a la boca se libera dopamina y al llegar al estómago se repite. No olvidemos que esta sustancia le dice al cerebro que estemos felices.

Por eso al ver una imagen que nos hace imaginar que puede ser delicioso, eso nos estimula y nos recuerda la sensación en el cuerpo de la dopamina.

Hamburguesa asesina

Esta es la que creo podría ser la curiosidad más conocida de este artículo. En Estados Unidos existe un restaurante que se llama Heart Attack (Ataque al Corazón) donde venden la hamburguesa con mayor cantidad de calorías en el mundo incluida en el menú regular de un establecimiento de comidas.

Esta asesina lleva por nombre Octuple Bypass Burguer y por ¢14.000 puede intentar comerse esta creación que entre dos trozos de pan de hamburguesa incluye ocho tortas y cantidades insalubles de queso amarillo, 40 tiras de tocineta, tomate, ketshup, etc y logra el récord de 20.000 calorías para quien la coma toda sin incluir las papitas.

En el lugar no venden nada light así que ni de broma pedir una gaseosa de dieta.

Un detalle, si se pide esta o cualquier otra hamburguesa y no te la comés, te dan tres nalgadas con una paleta de madera.

Este lugar está en Las Vegas y bueno, no sé si alguien murió hasta la fecha ahí, pero una visita de fijo ayudará.


Comments