Dulce que te quiero dulce: The Whisk en tres tentaciones

Esta cafetería artesanal en Zapote debería ser visitada por todo aquel que ame el queque, los postres y el buen pan

Este es mi mes de cumpleaños y eso me tiene muy feliz, por eso para esta recomendación de cada miércoles hoy quiero endulzarlos, que para fines prácticos termina siendo un excelente camino a la felicidad.

Según un estudio de la Universidad del Sartén Caliente, los postres son uno de los métodos para más seguros para ayudarnos con un trago amargo, para animarnos y para dibujar una sonrisa. (Si se preguntan cuál es esa universidad, les cuento que es la misma que dice que de cada 10 personas que comen postre, 5 son la mitad).

Y si de algo que endulce el estómago y el corazón se trata yo tengo mi lugar favorito, se llama The Whisk, una cafetería restaurante en Zapote que tienen merecido el cielo con sus creaciones.

Francamente les recomiendo todo, pero como no puedo hacer un post tan laaargo les voy a invitar a que los visiten y prueben tres (al menos para empezar, ya luego prueban los demás).

El primero es su más reciente creación: Queque de Passion Fruit Buttercream o lo que es lo mismo queque de crema de mantequilla de maracuyá.

Imaginen cuatro capas de queque con ese aroma dulce y ligeramente cítrico de esta fruta tropical, para darle un crocante tiene dentro del queque semillas de esta fruta de la pasión.

Y en medio de cada capa una generosa cantidad de crema de mantequilla de maracuyá. Eso llega directo al corazón, y el cierre es una cobertura de chocolate que los que aman este dulce morirán de felicidad por el sabor y cantidad. Lo ideal es con un café, pero siéntase libre de pedirlo con su bebida predilecta.

Que la maracuyá no es lo suyo, que les gusta otros postres más galletosos. Bueno The Whisk tiene un Pie de Mango que es lo que su corazón y estómago antojado necesita.

La base y cobertura, digamos en tico una concha, que es especial para los pie. En su interior hay delicioso mango tropical de dulce tentación.

A la mesa llega caliente, coronado con una esfera de helado de vainilla, polvo de azúcar con mantequilla y el toque final es una salsa de caramelo salado que quien la prueba puede que quiera robársela toda y llevársela a la casa.

Y para quienes dicen que les gusta algo dulcito, pero que no sea tan grande, les tengo una recomendación final a la medida: Las barras de caramelo salado.

Cali Roberts, la mente creadora de estas delicias junto a su esposo David Gómez, me comentó que en Europa se les conoce como shortbread.

Esta barrita es un trozo de galleta de mantequilla boronosa como base. Luego se le coloca una capa de caramelo salado y finalmente más galleta de mantequilla boronosa en caos (porque es como en trocitos), que deja ver cómo el caramelo tiene burbujas del momento en que se llevó al horno.

Bueno mis queridos antojados ahora les dejo la tarea de ir a probar estas delicias a The Whisk. Ellos están en Zapote, De la U. Veritas 175 Noroeste, 75 Sur. Mano izq. Puerta Roja. O Del Parque los Mangos 50 al Norte, también están en Waze.

Abren de Lunes a viernes de 11 a. m. a 6 p. m. y los sábados de 9 a. m. a las 4 p. m.

Están en Facebook como @thewhiskcr y en Instagram como @thewhiskartisanfood y si tienen dudas o quieren llamar a encargar un queque para una fiesta o si se perdieron, el número es 2283-3849.

 


Comments