Casa Piemonte: Cocina italiana que me sorprendió y enamoró

La oferta del lugar se basa en la cocina de la región italiana de Piemonte

Que bonito encontrar restaurantes que todavía sorprenden, que te demuestren que pueden salirse de lo que ya conocemos en cuanto a recetas y todo en un ambiente más que agradable.

Esa fue la sensación con la que salí de Casa Piemonte Ristorante e Vino Bar. Está ubicado en barrio Escalante, en una casa llena de historia y con una terraza encantadora.

¿Qué hace a este lugar tan especial? La desición de su chef Alessandro Lazzara de ofrecer recetas de la región italiana de Piemonte, al norte del país. Esto significa que en su menú se encuentran recetas que difícilmente se encuentren en otros restaurantes italianos.

No se trata de decir que es mejor que otros, no, simplemente es que lo que ofrece es tan rico y diferente que bien vale la pena ir a probarlo para comprobar que el chef le atinó al ofrecer esta propuesta de su terruño.

Lo primero que probamos en nuestra visita fue el vitello tonnato, unas finas rebanadas de carne de ternero cocido, pero lo que lo hace muy especial es su acompañamiento de una crema elaborado con alcaparras, anchoas y crema de leche entre otros.

Jamás habría imaginado que todos esos ingredientes van bien, pero lo cierto es que le da un sabor muy particular e intenso.

Otra entrada que probaba por primera vez en 38 años fue la lingua al verde, trozos de lengua de res en una salsa verde preparada con anchoas, huevo duro, perejil, aceite y especias.

El color verde intenso resalta en el plato, y ya en boca su sabor es de esos que no pasan inadvertidos. Es una entrada ideal para compartir antes de la llegada de otros platos.

Los italianos son famosos por su buen comer y uno lo va comprobando cuando siguen llegando platos a la mesa y aún se trata de entradas.

Los colores siguieron resaltando con cada nuevo plato y ahora con el peperoni alla piemontese quedó claro. Ese rojo intenso del chile morrón cubierto parcialmente de una salsa que combina entre otros ingredientes leche, anchoas y ajo.

Les soy sincero, cuando el chef Lazzara me comentó de esa mezcla de ingredientes no podía creer que la leche con el ajo y en especial las anchoas combine bien. Pero una vez más Casa Piemonte me sorprendió porque me encantó y eso que no soy fan del chile.

Platos principales.

El primer plato fuerte es la tentación hecha pasta para todo amante de los quesos europeos. Lleva por nombre Carbonara alla ruota.

Se las pongo sencillo, vea el video justo abajo de este párrafo y lo entenderá mejor. Pero igual lo explicamos. El chef prepara una pasta carbonara en la cocina, mientras tanto frente a la mesa lleva un enorme queso parmesano reggiano de dos años de maduración.

 

Este queso tiene un hueco en su interior y justo cuando la pasta está casi a punto de estar lista se mete en el interior. Por el calor de la comida el parmesano reggiano se va derritiendo dándole un intenso sabor a este lácteo importado de Europa.

El solo verlo es todo un espectáculo, pero degustar es un lujo que quien lo prueba desea repetir.

Una propuesta más tradicional, pero no por eso menos deliciosa, fueron los agnolotti alla torinese. Estos son elaboran con pasta fresca y se rellenan. En nuestra visita el chef nos compartió su receta de agnolotti rellenos de hongos importados y para acompañar una salsa ragú, hecha a base de tomate y carne molida. Al final se acompaña del exquisito parmesano reggiano en lascas.

Yo estaba más que satisfecho con los platos, además de bastante lleno. Sin embargo Lazzara tenía una última sorpresa, un postre tradicional piemontes: Bonet que según leí en internet significa sombrero. Es una especie de flan (por ponerlo en palabras de este inexperto cocinero que escribe), con chocolate en el que se incorpora  licor de almendras y unas galletitas italianas hechas a base de almendras.

Estaba delicioso y eso que yo no soy el más fan de los postres. Tenía ese sabor sutil del licor, además ofrecía una mezcla de texturas. Que bueno descubrir un postre italiano que no sea tiramisú.

Me despido con un par de reflexiones:

Si alguien en verdad se dice fan de la comida italiana entonces debe ir sí o sí a Casa Piemonte.  

Eso de comer pasta preparada dentro de un queso es tan interesante que bien vale para un video, boomerang o foto para redes sociales.

Probé una sangría hecha por este chef y aunque es una bebida española, él le da un toque muy original y se merece que el país la disfrute.

Para quienes quieren ir les cuento que ellos están en barrio Escalante, 400 metros al norte del Centro Cultural Costarricense Norteamericano.

Abren de lunes a viernes del mediodía a las 3 p. m. y de las 6 p. m. a las 10:30 p. m., los sábados en jornada continua de 12 mediodía a las 10:30 p. m.

 

Teléfono para información y reservaciones: 2234-0672



Comments