Una noche con la sexi Lagarta

La cerveza tiene como ingrediente estrella la pitahaya, una singular fruta autóctona

La propuesta era sencilla pero tentadora: pasar una noche con la Lagarta en su hogar. El resultado fue descubrir una sexi cerveza artesanal, única en su estilo gracias al uso de la pitahaya como parte de sus ingredientes.

La cita se realizó en La Micro Brewing Company, la fábrica de cerveza artesanal de Florida Bebidas.

La actividad era para un grupo de periodistas que se interesan en temas gastronómicos y afines; lo mejor de todo era que el anfitrión era el maestro cervecero Alonso Brenes, experto formado en Alemania.

Que hace “sexi” a esta cerveza, en mis palabras su sabor. Es una bebida con poco amargor, un aroma dulce muy grato cuando se descubre. Además al beberla es una bebida suave, lo que la hace ideal para acompañar con algunas comidas ligeras como ensaladas, cerdo, pollo o bien postres.

Por qué la pitahaya es clave en esta cerveza artesanal. Primero le aporta color, algo natural en una fruta de un tono tan rojo. Luego resalta su dulce sabor, el que se combina con el cítrico del maracuyá.

El maestro cervecero explicó que en términos de bebida artesanal esta es una fruity ale con un porcentaje alcohólico del 4.2%. La receta es original de Brenes y de alguna manera busca continuar resaltando los productos costarricenses, algo que otros maestros cerveceros locales también buscan.

Detalle curioso

¿Por qué se llama lagarta?, para entender de dónde se inspiraron hay que explicar que a la pitahaya en otras latitudes se le conoce como fruta del dragón, ya que por su forma parece que tiene escamas.  

En La Micro trataron de tropicalizar el nombre y en vez de dragones pensaron en la hembra del lagarto.

Igualmente interesante resultó conocer a Claudia Fernández, fundadora de la microempresa Cayita Pitahaya, durante el recorrido por la casa de esta lagarta. Esta emprendedora fundó en el 2006 una iniciativa para cultivar pitahaya orgánica, de este fruto elabora bebidas, jabones y jaleas, entre otros.

Fernández junto a su hija Lucía son las proveedoras de la materia prima para elaborar esta nueva cerveza.

La planta

La Micro es una pequeña cervecería ubicada en un rincón de lo que conocemos como Cervecería Costa Rica. Sin bien es cierto pertenecen a la misma empresa, su funcionamiento es independiente, lo mismo que su maquinaria de elaboración.

Ellos producen aproximadamente unas 1.200 cajas de cerveza artesanal al mes. El trabajo se realiza en un espacio que al conocerlo genera la impresión de ser pequeño. Su maquinaria parece casi de juguete comparada con la que muy cerca de ahí emplea la otra empresa para elaborar Imperial y otras marcas.

Quienes trabajan en la micro, no más de 10 empleados a lo mucho, desarrollaron un ambiente muy agradable, con paredes coloridas, grafitis y hasta un hermoso bar para degustar algunas de las cervezas.

Desde luego todo con fines meramente profesionales, sin duda un duro trabajo que muchos envidiarán.

Como dato final el maestro cervecero indicó que Lagarta llegó como un producto de temporada, sin embargo su buena recepción los hace pensar en la posibilidad de producirla de forma permanente.

Ya se puede encontrar en supermercados, tiendas de conveniencia, restaurantes y bares.

 


Comments