Santa Ana es una fiesta de sabores y cultura este fin de semana

Desde el viernes 6 y hasta el domingo 8 de mayo el corazón de este cantón ofrece una oferta llena de sabores, tradiciones y sonidos

Esta entrada es casi una carta al niñito Jesús, como cuando tenía 8 años:

Querido Festival Gastronómico y Cultural de Santa Ana tengo muchas esperanzas puestas en tus promesas. Confío en que de verdad los asistentes descubramos sabores variados, comidas bien preparadas, platillos que a uno le llamen la atención y que me hagan pensar que de verdad es una fiesta de sabores.

Me contaron que en total lograste convocar a 20 restaurantes, pues confío que además estos establecimientos tengan en su visión la idea de ofrecer comidas que tengan una muy buena relación precio-producto. Porque querido Festival de Santa Ana, nada más triste que sentirse asaltado solo porque una comida se dice artesanal y con esa etiqueta le cobran al comensal carísimo.

Me alegra mucho saber que el arte musical y visual es parte de la fiesta. Muy importante que los estudiantes de la Escuela Municipal de Artes Integradas van a deleitar a los asistentes, demostrando que en el cantón sobra el talento, por favor querido festival, que esté organizado de  forma tal que la mayoría podamos disfrutar de ellos y de otros artistas como Manuel Obregón.

Pero no termino con mis solicitudes, porque querido Festival Gastronómico y Cultural de Santa Ana espero que exista una forma de asegurarse que las tradiciones culinarias de la zona tengan un espacio. Está muy bien que la comida fusión, que la comida de autor y todos estos conceptos modernos tengan espacio, pero lo nuestro, nuestras raíces merecen un lugar de privilegio.

Me contaron que invitaste a la famosa Flora de Echandi (Tía Florita), ojalá que comparta todos sus secretos. Te felicito por invitar a doña Magdalena Artavia para que el sábado 7 a las 4 p. m. ofrezca una charla en la que nos cuente más detalles de la cuchara del cantón, ojalá y no sea la única.

Una última petición, que le pongás el ojo a la seguridad. Que no se venda alcohol como si fuera el fin del mundo, que todo tenga moderación. Esto porque siempre hay familias que quieren ir a disfrutar con los más pequeños.

Nos vemos y por favor no me fallés.


Comments