Los sabores de Costa Rica brillan en las manos de chefs internacionales

El Tour Gastronómico Coca-Cola mostró como cuatro restaurantes internacionales emplean ingredientes locales

Que lindo saber cuando lo nuestro, lo costarricense brilla. Se nos hincha el pecho de emoción cuando un Nery Brenes o un Andrey Amador destacan dentro y fuera de las fronteras de este el país más feliz del mundo.

La gastronomía también nos da alegrías, más en tiempos en cuando hay una tendencia a sobrevalorar lo ajeno y se menosprecia lo local.

Para cambiar eso se desarrolla la iniciativa Plan Nacional de Gastronomía Costarricense Sostenible y Saludable a cargo de la Cámara Costarricense de Restaurantes. Este proyecto busca inspirar a chefs para que sean innovadores usando ingredientes nativos muy propios de nuestro país.

Pero una cosa es leer de la idea y otra muy diferente probar los resultados. Gracias al primer Tour Gastronómico Coca-Cola un par de días atrás nos fuimos a recorrer cuatro restaurantes especializados en gastronomías de Brasil, Perú, Italia y Japón para descubrir cómo ponen a brillar ingredientes ticos en sus cocinas.

En Fogo Brasil el chef Benito Carbonaro nos mostró la frijolada. Un platillo tradicional de ese gran país, elaborado con frijoles negros. Se acompaña de frijoles, pellejo de cerdo, trozos de chicharrón, harina de yuca y naranja.

Se parece mucho a la dieta del tico, pero lo que le da el toque distinto es el gajo de naranja y la harina de yuca cocida que se coloca en el plato. El cítrico le aporta frescura y contrasta con el sabor de los frijoles sin robarse el protagonismo.

El Tour Gastronómico Coca-Cola continuó hasta el restaurante Pimento, en el Hotel Real InterContinental. Ahí de la mano del chef francés Jean Pierre Boutinaud nos dieron la mayor sorpresa de la noche, un platillo que merece ser aplaudido: Un risotto de cangrejo con puerro y maracuyá a la vainilla.

Lo primero fue incredulidad, ¿cómo maracuyá con un risotto?, lo segundo un bocado con algo de duda. Pero una vez en la boca todo cambió placenteramente bien. La vainilla es sutil y el cítrico del fruto tropical combinaba bien con el cangrejo. Solo de pensarlo quisiera volver a probarlo nuevamente.

Además en Pimento aprovecharon para mostrar como la Coca-Cola Zero puede ser la base ideal para un cóctel al mezclarla con vino tinto, splash de limón y agregarle hielo. El resultado lleva por nombre kalimotxo.

En Chankay el chef peruano Conrado Milla usó el pejibaye para implementarlo a la tradicional causa, además elaboró unas croquetas con queso Turrialba, yuca y pico de gallo.

El cierre de una noche de buena comida fue en uno de mis restaurantes favoritos: Fuji, en el hotel Crowne Plaza Corobicí. Ahí el chef japonés Toshihico Ochi nos mostró cómo usar el plátano maduro y creó un niguiri; luego presentó dados de arroz con atún picante.

Pero lo que más me agradó fue un bocadillo de maíz con edamame, los tempurizó para crear un bocadillo crocante.

Que bueno que estos chefs de otros países nos muestran que lo nuestro sirve para crear platillos innovadores y ricos. También de agradecer que Coca-Cola nos mostrara lo que estos lugares están haciendo.

Estos platillos están en la carta de estos restaurantes, en caso que se antojen y decidan ir a degustarlos.

Bocadillos del restaurante Fuji.

Chef Benito Carbonaro de Fogo Brasil nos explica los secretos de la frijolada.

Causa con pejibaye y pollo del restaurante Chankay.


Comments