La Galería: Hamburguesas con arte

El establecimiento se encuentra en Heredia centro, toda su oferta está vinculada con movimientos artísticos y sus exponentes

Como me pasa con mucha frecuencia, una persona me recomendó un lugar al que tenía que visitar para probar sus hamburguesas. Y bueno yo comelón por naturaleza ni lerdo ni perezoso fui.

Es un modesto local en Heredia centro, su nombre (imagino yo) se debe a que sus paredes funcionan como espacio para mostrar obras de arte. También a que todo en su menú está vinculado con algún movimiento de las artes plásticas o con alguno de sus expositores.

Tienen unas cinco mesas y una barra, sus paredes son negras y sobresale mucho el uso de la madera al natural tanto en detalles decorativos como en las mesas.

Su oferta principal son las hamburguesas, pero también tienen ensaladas y pastas.

En su menú uno descubre su nombre completo La Galería Slow Food. Como soy curioso busqué en Internet exactamente cuál es la esencia del movimiento ‘Slow Food’ y aunque me parece que no encontré muchas similitudes entre lo que Google me dijo y lo que viví en el lugar, creo que lo justo es volver y conversar con sus dueños para que me expliquen su visión de esta tendencia gastronómica.

Para beber solo tienen opciones de bebidas naturales. Yo aposté por una Kupka, una mezcla de limonada, piña y hierbabuena (¢1.300).

Hay nueve opciones de hamburguesas, de res, de cerdo, camarones y hasta vegetarianas que se combinan con pan tradicional para hamburguesas, o bien pan tipo árabe o focaccia, todos hechos en casa.

Luego de leer con interés todas las alternativas me decidí por La Simbolista (¢3.500). Esta incluye pollo en salsa caribeña, lechuga, tomate y plátanos maduros en pan tradicional de hamburguesa. La guarnición eran gajos de papa al horno.

Cuando llegó me pareció un tamaño justo por el precio. Luego de comerla con entusiasmo puedo ver algunos elementos interesantes en esta propuesta de La Galería: el pan se nota que es industrial tipo Bombo, además su decoración con semillas de sésamo de dos colores lo hace atractivo.

Me agradó que en lugar de ser una torta hecha a base de carne de pollo, ellos usan un filete de pollo que llegó cocido en un buen punto. El plátano le aporta un dulzor agradable, además es una porción generosa.

La salsa es la que le aporta el toque de Caribe. Para mi gusto, sin decir que está bien o mal solo que es mi gusto, yo habría esperado un mayor sabor a coco, a chile panameño y hasta a tomillo, sabores muy característicos de la gastronomía del Caribe costarricense.

Otro detalle, personalmente esperaba que los gajos de papas estuvieran crocantes. Al ser elaborados al horno pensé que sería lo más normal. Pero cuando llegaron eran otra cosa, suaves y como que los saltean en aceite. A veces nos hacemos expectativas pero que no siempre corresponden a la realidad.

Al pagar pude hablar con el chef y me comentó que si usa leche de coco, pero que su sabor es muy sutil. Además que con el tema del chile aún está en busca de una opción que le permita aromatizar la salsa pero que no quede muy picante porque tampoco quiere que entonces pocos la ordenen.

Se nota que es un negocio de jóvenes emprendedores, su público se ve muy joven, casi universitario según comprobé en mi visita.

Salí con ganas de volver, y ya le tengo el ojo puesto a la hamburguesa Impresionista, con torta elaborada a base de carne de res y cerdo, tocineta, queso cheddar y pan de hierbas.

Su dirección oficial es 75 metros al sur de AMPM en Heredia Centro. Su teléfono 2262-2888.


Comments