Jamie Oliver, el Gallo Pinto y los ticos sabelotodo

El famoso chef compartió su interpretación de una tradicional receta de Costa Rica y muchos de los comentarios son negativos especialmente al hacer referencia a la foto que compartió

A veces siento un poco de pena ajena cuando los ticos salen con un domingo siete. Luego de ver cómo evolucionó el tema del Gallo Pinto que el chef Jamie Oliver compartió ayer en su página de Facebook, quiero dar un par de opiniones al respecto.

Lo primero es que cuando un chef famoso se inspira en la gastronomía de un país con poca trascendencia mundial en temas de buena cocina esto es una buena señal; porque hay que reconocerlo no somos ni Perú o México en trayectoria internacional en el tema gastronómico.

La referencia de Oliver hace que otros influenciadores como él vuelvan su mirada a lo que pasa en este país y eso es bueno porque no se nos debe olvidar que fuera de nuestras fronteras nos suelen confundir con Puerto Rico y en muchos casos ni siquiera saben que existimos.

Ojalá y muchos chefs vengan a ver qué productos novedosos para ellos hay acá, o bien qué usos interesantes se le pueden dar a ingredientes conocidos. Ya me froto las manos de felicidad de ver que Oliver llegue a mostrar recetas con pejibayes o palmito.

Otro elemento importante es que él no está diciendo: “Así exactamente así se hace el Gallo Pinto en Costa Rica”, lo que hace un chef es reinterpretar, crear su propia versión de un platillo.

Por ahí entre los comentarios leí puritanos que dicen que está destruyendo un platillo tico y un montón de ideas que en la práctica no se sustentan.

Solo es necesario recordar que en Guanacaste hacen el gallo pinto de una forma, normalmente tostadito (este es mi favorito), con menos olores; en el valle central suele ser más “mojadito” y con una cantidad de chile dulce, cebolla y culantro que a veces se ve multicolor.

Y si nos movemos al Caribe allá le ponen su toque y a pesar de esas diferencias los tres son llamados Gallo Pinto y nadie se rasga las vestiduras por eso.

Pero uno de los puntos que más llamaron mi atención es ver a los ticos sabelotodo opinando y criticando a Jamie Oliver solo por la foto que usó para compartir la receta.

Ahora esos ticos son todos son fotógrafos y tienen la potestad de opinar. Una foto es solo otra interpretación, el fotógrafo busca emplear elementos de composición con los elementos disponibles. Cualquier fotógrafo de verdad les podrá hablar del triángulo que conforman los 3 recipientes de la foto, solo por citar un elemento.

En caso que su molestia sea por el emplatado, les pido que no se den mala vida, solo buscaba una forma de mostrarlo. O es que acaso nunca han visto recetas en sitios como Pinteres, hay muchas maneras de presentar un mismo platillo y a veces el caos es eso solo una interpretación más.

Si tan ofendidos están por la foto, entonces los invito a hacer una simple comparación. Usen Google y busquen el “Retrato de la nueva amante de Picasso” y luego hacen la búsqueda de la obra “El sombrero de paja” de Peter Paul Rubens.

Al final verán que ambos son retratos de mujeres, ambos muy diferentes entre sí y ambos muy valiosos a nivel artístico. Pero en especial mi reflexión para usted estimado lector que critica la foto del “Pinto” de Oliver y se cree con la autoridad técnica para decirle que esa foto es una ofensa le digo que el arte hay mil formas de representar un mismo sujeto.

Me despido solo pidiéndole a San Judas Tadeo que ahora no vengan los “sabelotodo” mezcla con “illuminati” del chef Valerios y la chef Adriana Sánchez a jugar a sacar a Jamie Oliver de su ignorancia y a enseñarle cómo es un verdadero gallo pinto, porque ellos sí saben cómo es la única y exclusiva receta de los platillos ticos tradicionales.

Puede ser que esté muy en contra de mis puntos de vista o que me secunde, en ambos casos me gustaría saber ¿qué piensa usted al respecto del tema?

Jamie Oliver es un chef mundialmente famoso y visitó Costa Rica en el 2015.


Comments