Impar: Creatividad y buena comida

El restaurante se encuentra en el hoy conocido como el Paseo Gastronómico La Luz, en barrio Escalante

Cuando la comida del Restaurante Impar llega a la mesa puede que por un momento esta se parezca a algún platillo que uno probó en algún otro lugar, pero nada más lejano de la realidad. Los responsables de su cocina le apuestan a recetas creativas, pero ante todo con muy buen sabor.

Semanas atrás lo conocí y de esa ocasión no olvido su interesante versión de ensalada caprese. Por eso la oportunidad de regresar me permitió comprobar que mi buena primera impresión del lugar está bien justificada.

La experiencia Impar esta vez fue guiada, buscaba una armonía entre los platillos y por eso le pedí a Joshua Badilla, sous chef (el responsable de la cocina luego del chef principal), que pusiera en mi mesa algo que me pudiera impresionar.

La creatividad del experto nos llevó al océano y su recomendación fue dejarnos seducir por los encantos del atún como ingrediente principal.

Tras unos minutos en la cocina, Badilla regresó con un tartar. Este platillo puede elaborarse con distintos tipos de proteínas, por alguna razón que desconozco el atún es lo que más se emplea en Costa Rica para tales fines.

Al probarlo por vez primera irremediablemente los sabores me transportan a la gastronomía asiática. Todo cobra sentido cuando uno descubre que la carne está aromatizada con aceite de sésamo, muy empleado en la comida de ese interesante continente

La base es una cama de atún previamente combinado con el sésamo, salsa de soya y cebollín. Además se acompaña con rodajas de pepino, microgreens que son pequeñas plantas comestibles (albahaca verde y morada, lechuga lollo rosa y romana) además de una salsa chipotle y chips de la casa para acompañar.

La textura del tartar resultó muy agradable y el chipotle con su ligero gusto ahumado le da un giro sorpresivo y picante en boca. Vamos bien, si la entrada tenía tan buen gusto y sabor, no podía esperar el plato fuerte.

El sous chef regresó por segunda ocasión de la cocina con un filete de atún. Dicen que todo entra por la vista y en este plato esa primera impresión es maravillosa.

El corte de este pescado se sirve sobre una emulsión de aguacate con albahaca y culantro, luego colocan una cama de quinua elaborado con pesto y se acompaña con remolacha, rábano, microgreens y pepino.

Aquí una recomendación del chef, pida el atún sellado porque de lo contrario si lo ordena término medio o más allá lo que hará será es arruinar un pescado maravilloso.

Del atún puedo decir que estaba muy bien preparado, con sabor. Badilla me explicó que uno de sus secretos es agregar algunas alcaparras y un splash de vino blanco en los últimos segundos de la cocción.

La emulsión de aguacate sabe tan rica, que uno quisiera tener un tupperware para pedir refill y llevar a la casa. En pocos minutos me acabé el platillo, le di mis felicitaciones al chef y prometí regresar.

“Cuando salgo a comer busco de un restaurante que cumpla con mis espectativas de lo que es una buena comida y justo ese es el objetivo de Impar, poder ofrecerle a los comensales platillos que los saque de la rutina, que sea de agrado al paladar y que quieran volver”, dijo Badilla.

Pensaba que eso era todo, pero no me dejaron ir del lugar sin antes probar un postre y yo no me hice de rogar. Cómo hacerlo si ponen en la mesa un cheesecake de caramelo, con manzanas caramelizadas al vino blanco y almendras.

Emprendedores

Detrás de este restaurante está un grupo de jóvenes emprendedores. Diego Castro es uno de los socios y cuando uno habla con él se le desborda la pasión por la gastronomía.

Él recordó que desde que abrieron tenían en mente ofrecer algo único, sin par. De ahí un poco el nombre del restaurante.

En su cabeza siempre hay nuevas ideas, por eso pronto tendrán un nuevo menú siempre con su propuesta de cocina clásica de autor con el toque artesanal. Este conservará lo más popular de menú actual y dará espacio para nuevas creaciones.

Además tiene proyectos que espera concluir pronto, como una cava para los amantes del vino y poder incluir un menú de degustación para los amantes del buen comer.

Si se antojan a descubrir los sabores de Impar Handcrafted Food & Drinks pueden visitarlo en barrio Escalante, 100 metros sur de Intensa, casa a mano derecha. Están abiertos al público de lunes a jueves de 12 mediodía a 10:30 pm, viernes y sábados hasta las 11:30 p. m. Cualquier duda pueden llamarlos al teléfono: 8706-8461.

 

 

 


Comments