Gïk el irreverente vino azul español

Los creadores de esta bebida nadan contracorriente en busca de consumidores que se olviden de la forma tradicional de consumir vino

A los creadores de Gïk, el vino de color azul de origen español, se les podría llamar enemigos del vino o bien unos genios del mercadeo y posiblemente en ambos casos sea cierto.

Si la cultura milenaria de vino fuera una religión entonces tendríamos que agregar que estos jóvenes españoles  veinteañeros son herejes pecadores sin posibilidad de perdón.

Ellos le proponen a sus potenciales clientes, que pueden ser usted o yo, que se olvide de todo lo que le han dicho de vino. Ellos sugieren que usted borre de su cabeza lo que ya aprendió de denominaciones de origen, que Merlot, que Rioja o bien de los vinos astringentes o frutales.

Para los creadores se trata de un vino de 11,5 grados de alcohol que no debe cumplir con ninguna norma de servicio u ocasión de consumo.

Su sabor es dulce, su color índigo y al parecer la idea está dando frutos porque según medios españoles como El Mundo, ya vendieron más de 70.000 botellas.

Estos muchachos son valientes, porque de seguro los más puristas del vino deben odiarles o hasta tacharles de charlatanes. Pero como buenos millennials, a los creadores de Gïk eso parece importarles poco ya que uno de sus objetivos era “agitar” un poco el mercado del vino y ver qué pasaba.

Yo personalmente estaría encantado de que en Costa Rica se vendiera este vino, poder probarlo y juzgar en primera persona.

Si se preguntan cómo logran que el vino sea azul, esto es lo que explicaron sus creadores a El Mundo: “Con ayuda de unos químicos de la Universidad del País Vasco, descubrimos que la piel de la uva tinta tiene un pigmento orgánico que se llama antocianina y que es azul. Lo añadimos sobre una base de vino blanco y tinto, consiguiendo que el color fuese más azulado. Luego usamos otro componente que se llama indigotina, que le dio más intensidad al azul”.

Y como para que a los amantes del vino o productores les odien más, los seis muchachos que dieron vida a Gïk aseguran que tan siquiera les gusta el vino.

¿Ustedes qué piensan de este vino?, ¿lo probarían?


Comments