Crepissima se propone endulzar a los ticos con su sabor gourmet

Este negocio de crepas nació en Costa Rica y ahora su fundador dio un salto importante al transformarlo en una franquicia

Cuando visité el local de Crepissima en City Mall uno de los detalles que me llamó la atención de primero fue lo rápido que estaba lista mi crepa. En el proceso fue muy agradable ver cómo la persona que me atendió fue llenandola de ingredientes hasta que puso en mi plato una creación que tenía un olor agradable y un sabor aún mucho mejor.

Tal vez el nombre les resulte nuevo, esto es porque anteriormente se llamaban CrepExpress. La razón del cambio es que ahora quieren transformar su experiencia en una franquicia.

La promesa de sus creadores es que en los próximos dos años llegarán a lugares como Paseo Metrópoli, Paseo de las Flores, Terrazas de Lindora, Paseo de las Flores, Liberia, Panamá, República Dominicana, Honduras, Guatemala y Venezuela. Sin duda una visión muy amplia.

Cuando tuve la oportunidad de dar ese mágico primer mordisco quedé feliz. La crepa tiene un aroma muy rico, como a naranja.

Pero como dice el sabio refrán: “Lo importante está en el interior” y desde luego que lo está. Viene rellena de Nutella, frutas y una salsa adicional. No soy fan de los postres, pero desde esta primera vez ya soy fan del lugar y tiene un “Like” de por vida de este comelón.

Busqué al chef del lugar Daniel Poleo Poletti para que me contara un poco cómo es una buena crepa o crep. De paso, como periodista gastronómico quería aprender algo nuevo para tener mejores herramientas para opinar en el futuro.

Es importante que una verdadera crepa te la elaboren fresca, al momento. Tenemos que fijarnos que aunque tenga un grosor delgado, que estas sean esponjosas, que tengan un lindo color ligeramente dorado y un buen aroma.

El chef venezolano radicado en Costa Rica asegura que si existe una premisa en la gastronomía y desde luego en la elaboración de crepes gourmet es usar solo ingredientes de calidad.

Un detalle interesante es que existe una gran diferencia (como de 150 gramos o más) entre una crepa al estilo francés y una al estilo tico o latinoamericano.

“Lo común para el francés es una crep con poca salsa, solo chocolate, Nutella o azúcar glasé y llegan a pesar unos 90 a 100 gramos. Pero al tico le encanta un crep de 250 gramos, que además tenga frutas ácidas y crema batida”, afirmó Poleo Poletti.

Una crepa además tiene que tener un diámetro de unos 40 centímetros siempre.

En Crepissima cada una de sus crepes gourmet tiene un tiempo de elaboración que ronda los 2 minutos 20 segundos. Llegar a ese punto requiere que el cocinero tuviera una práctica de al menos 500 crepes en la plancha, y un centenar más con los ingredientes con que se rellenan.

Con tanta práctica previa a que puedan atender a un cliente, es fácil de entender cómo uno de estos muchachos cocineros hace ver tan sencillo hacer una crepe.

Actualmente Crepissima tiene dos locales, el de Alajuela y en Terramall, frente al peaje de Cartago.

 

 

 


Comments