Así es el nuevo Saúl Bistro Pinares

Local abre todos los días de la semana desde las 7 a. m. y atiende cuatro tiempos de comida

Cuando se visita el nuevo local de Saúl Bistro en Pinares de Curridabat se descubre un espacio lleno de ambientes muy distintos. Lo primero que uno piensa es que no existe armonía entre cómo decoraron los diferentes espacios.

Pero todo tiene una explicación. Los responsables de diseñar el interior del tercer local de la marca se inspiraron en la historia de amor de una japonesa y un danés. Según esta leyenda ambos viajaron por el mundo hasta que finalmente decidieron vivir en Costa Rica, en la casa que hoy ocupa este bistro.

Eso explica el que algunos espacios tienen una clara influencia japonesa, mientras que otros con un toque europeo.

Lo cierto es que en cada uno de estos lugares uno se siente como si estuviera en un restaurante diferente, todo sin salir del mismo local.

Personalmente mis favoritos resultaron los espacios de inspiración japonesa, especialmente el que se encuentra en el salón que da la bienvenida a los visitantes.

Ellos le apuestan a llegar a un gran público. Cómo, abren todos los días a las 7 a. m. para el desayuno y de ahí en adelante ofrecen tiempo de almuerzo, café y cena.

De esa manera quienes andan en busca de dónde almorzar, pero con poco tiempo, encuentran una buena opción. O bien quienes desean salir en busca de un lugar para encontrarse con sus amigos y tertuliar largo y tendido igual descubrirán que es el punto ideal.

En mi primera visita, cortesía del restaurante, nos compartieron su abrebocas ‘El treinta y tres’. Fue una entrada que compartí con otra persona y resultó ideal por la cantidad de variedad. Incluye rodajas de salmón fumé con limón, aguacate con aceite de oliva y cristales de mar y un aderezo tzatziki a base de yogurt natural.

Para el plato fuerte decidí salirme de mi zona de confort y ordené la opción vegetariana ‘Gioia Falafe’. En la cocina toman un pan tipo árabe artesanal hecho al horno en el lugar y lo rellenan con una mezcla de berenjenas asadas, hummus, repollo lo aderezan con yogurt griego y le añaden albóndigas de garbanzo.

La verdad no extrañé la carne en ese platillo. Mi recomendación es que lo coman con las manos para que lo disfruten más.

Uno de los detalles que hacen de este local distinto a los otros dos es que formará parte de un proyecto que se llama Utrópica que busca complementar con el restaurante espacios para disfrutar de vegetación, relajación y emprendimientos que vinculados a la naturaleza.

Saúl Bistro Pinares se encuentra 1 kilómetro al este de Walmart de Curridabat.


Comments