La mezcla perfecta o un bartender también tiene su hora de gloria

El Barocker lo organiza la cadena Hard Rock Café, la final latinoamericana se realizó en Costa Rica

No soy partidario de promover el alcoholismo, todo con medida se disfruta. Dicho lo anterior quería hablar de esa figura muchas veces pasada por alto como es el bartender.

El o ella se ganan la vida detrás de la barra de algún bar, prepara bebidas y hasta se convierten en una especie de terapeutas para quienes comparten del otro lado de la barra.

Pero seamos sinceros, en el 99% de las ocasiones pasan inadvertidos para los comensales, los clientes.

En sus manos está la tarea por demás compleja de hacer la mezcla perfecta, tomar licores, jugos y otros ingredientes para crear bebidas balanceadas que bien refrescan, maridan y nos acompañan en una noche de plática con amigos.

Por eso, porque casi siempre ellos son los inadvertidos, es que me pareció una muy buena idea que la cadena Hard Rock Café organice un concurso internacional en el que premie al mejor bartender de sus locales.

Esta lleva por nombre Barocker y se celebró la noche de este viernes 6 de noviembre y concluirá hoy sábado 7, a las 9 p. m.

La dinámica es sencilla, los finalistas procedentes de toda Latinoamérica y el Caribe tienen un tiempo determinado para elaborar dos cócteles. Luego los presentan a un jurado y el ganador de esta competencia viajará a los Estados Unidos.

La primera noche tuvo desde un bartender loco maquillado al mejor estilo Beetlejuice, hasta jovencitos que con un año de experiencia se colaron en la semifinal.

Destaca de ellos el entusiasmo y se disfruta por igual verlos no aflojar durante la competencia, incluso en los momentos en que se les caían las botellas.

Un detallazo es que además contaron con un jurado de lujo conformado por  Cristina Casado, gerente para Centroamérica y México del destacado ron Flor de Caña. Además del reconocido sommelier José Salom.

Esa mezcla de experiencia del jurado le da mayor credibilidad a la actividad. Sin importar quien sea el finalista latinoamericano que viaje a la final en Estados Unidos, lo cierto es que esfuerzos como este sin duda le dan un merecido lugar a estos trabajadores que son parte de todo el engranaje de un buen bar o restaurante.

El representante de colombia se maquilló al estilo Beetlejuice.

 

 

Costa Rica estuvo representado por un bartender de Hard Rock Café de Guanacaste

 

 


Comments