Alimentos Santa Sofía y el dulce sabor de la repostería chilena

Si a usted como a mi le ocurre que al pensar en repostería o dulces chilenos solo puede decir “torta chilena”, debería probar las delicias de Alimentos Santa Sofía. Por cierto, lo que los ticos conocemos con ese nombre (torta chilena) en realidad en su país de origen se llama torta mil hojas.

Este emprendimiento nació 7 años atrás para dar a conocer una pequeña parte de la variedad de pastelería y postres chilenos.

Tuve oportunidad de hacerles un pedido que entregaron en mi casa, y me encantó la variedad, el cuidado que le dan a sus envíos y ante todo el buen sabor de los productos a un precio muy razonable.

Alimentos Santa Sofía ofrece desde luego las tradicionales empanadas chilenas, esas que vienen con una buena cantidad de cebolla, carne, aceitunas y otros ingredientes más.

Desde luego para quienes como yo prefieren las alternativas sin cebolla también hay opciones: Hay empanadas napolitanas (tomate, jamón y queso), chaparrita (salchicha y queso estilo chileno), de pollo, vegetariana y de carne.

En los postres merece la pena probar la torta mil hojas, para conocer la versión original de este popular bocadillo dulce. 

También deleitan a sus clientes con empolvados, chilenitos, alfajores, galletas biscuit y una variedad de tortas que con solo verlas uno se antoja.

Me llamó mucho la atención la torta ámbar, rellena de dulce de leche, nuez, caramelo, discos de merengue, queque de chocolate, chocolate en trocitos y merengue flambeado. O bien la torta de naranja o la torta mixta de chocolate y dulce de leche.

Hay dos canales muy prácticos para buscar sus productos y hacer los pedidos. El primero es Facebook donde aparecen como Alimentos Santa Sofía, el otro es por Whatsapp 7027-2856.

Actualmente el servicio de entregas se realiza en las zonas centrales de San José, Cartago, Heredia y Alajuela.

Detrás de este rescate de postres y bocadillos chilenos tradicionales está la cuchara de Viviana Muñoz Oliveros. Ella trabajó vendiendo artículos de oficina antes de dar el paso a tener su emprendimiento.

El nombre de su microempresa viene en honor a su hija Sofía y actualmente beneficia a tres familias involucradas con la elaboración y distribución de los productos.

Ella recomienda a sus nuevos clientes que compren cualquier producto, porque está segura que les encantará. Yo les recomiendo que pidan una caja mixta, que trae tres variedades de postres y de esa forma se pueden dar una mejor idea de sus sabores.

El trabajo de estos chilenos radicados en el país no es sencillo en estos tiempos de pandemia. No obstante, eso no les quita el impulso. 

Viviana Muñoz Oliveros opinó acerca de la enseñanza de ser emprendedora durante la pandemia: “Uno puede lograr lo que quiere con esfuerzo y trabajo”.

La propuesta combina variedad y precios muy razonables

Comments

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *