Ginger Gourmet: Dumplings con ingredientes gourmet

La oferta de Ginger Gourmet atrae a los entusiastas de la gastronomía asiática. Este negocio ofrece dumplings, bao, siu mai y postres asiáticos que se empacan en cajas de 20 unidades o de 8 unidades (el bao).

Una de las características de estos bocadillos, a veces llamados empanaditas, gyosas, mandú, dim sum, momo, es que la creadora de este emprendimiento utiliza ingredientes gourmet.

Entre los dumplings se pueden elegir rellenos de cerdo, pollo, res, vegetales o camarones.

En el caso de los siu mai los rellenos pueden ser el clásico de cerdo, de res con curry, thai o bien panceta de cerdo al maple.

Para los bao, estos pancitos rellenos pueden ser de cerdo asado, de pollo al curry, de vegetales y una opción fusión dulce de Nutella. 

Entre los postres están disponibles galletas de la fortuna, queque de chocolate y tartaletas dim sum.

La idea de este negocio es de Enith Chan, quien inició cinco años atrás. Ella pensó que era una buena opción como comida que una persona podía tener en su congelador y cuando lo desee preparar, el proceso resulte sencillo y hasta pudiera elegir hacerlos al vapor, fritos o incluso al microondas.

“Los dumplings son trocitos de una deliciosa masa la cual se rellena muy bien balanceada con carnes y vegetales, no son muy grasosos y tienen un delicioso sabor. En tan sólo 2 o 3 minutos tienes tu comida lista”, explicó Chan. 

La forma de ordenar sus productos es sencilla. Se realiza el pedido al Whatsapp 8930-2354 y tienen rutas donde el costo de la entrega está incluído en lugares en el Área Metropolitana.

También entregan en otros lugares, desde luego eso incluye un costo adicional según la ubicación.

Una forma de conocer de los productos es ingresar a su Facebook Ginger Gourmet, ahí está disponible el menú y el detalle de la ruta semanal.

Historia de superación

Enith Chan se enfrentó a un momento muy adverso cinco años atrás. Su marido falleció y tenía hijos en edad universitaria a los que deseaba seguir impulsando.

Eso la llevó a tomar la decisión de emprender. Se aferró a su gusto por la gastronomía y la cocina. Desde pequeña, reconoció, ese mundo entre cacerolas, sartenes y woks le apasionó.

Su padre de origen chino le inculcó en ella el gusto por cocinar con los mejores ingredientes, algo que ella pone en práctica.

Con el tiempo y visitando restaurantes de comida asiática, identificó que el mercado de los dumplings ofrecía espacio. Lo bueno para esta profesional del turismo es que ella desde décadas atrás se capacitó con chefs asiáticos y también con grandes maestras como la chef Isabel Campabadal.

En estos años el negocio sale adelante con el trabajo de esta apasionada cocinera y sus hijos. Y su experiencia previa le permitió adaptarse muy bien a la pandemia.

“El emprendimiento me ha enseñado que no hay límites en la vida, que los obstáculos en la vida son enseñanzas y todos los sueños o metas que nos pongamos se pueden hacer realidad, todo depende de nuestra actitud”, afirmó la creadora de Ginger Gourmet.


Comments

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *