Rico Tico sorprende con un menú inspirado en Costa Rica

Autor: 
Melvin Molina / melvin@elsartencaliente.com

Una de las cosas que más nos cuesta es reconocer lo bueno. Somos talentosísimos para señalar lo malo, para juzgar, para criticar o incluso serruchar el piso.

 

No sé por qué en ocasiones nos comportamos de esa forma y más con las redes sociales. Pero justamente porque lo bueno hay que señalarlo y hasta aplaudirlo es que les voy a hablar de una iniciativa importante que desarrolla el restaurante Rico Tico, en Manuel Antonio, en el Pacífico Central.

 

Ellos decidieron crear un menú empleando y revalorando los ingredientes autóctonos en su mayoría y de preferencia que adquieren de productores locales, algunos de ellos que producen de manera orgánica.

 

Estando ubicados en una zona tan turística del país es lógico imaginar que una buena parte de sus clientes son extranjeros, entonces de esta manera también le muestran a estos comensales más de este bello país.

 

Pero además se trata de creaciones muy originales, que se ven bonitas al momento de llegar a la mesa y que emplean técnicas gastronómicas de alta cocina.

 

Les cuento que me fui a probar parte de sus novedades y la verdad la visita valió muchísimo la pena.

 

Lo primero que degusté fue un chile dulce relleno de un quinoto de mariscos, con pesto de culantro coyote que lo sirven sobre un espejo de coulis de ayote.

 

Además de los lindos colores destaco la entrada como bien balanceada, el chile está en un punto de cocción que mantiene su textura crocante y la base de ayote le aporta un contraste con unas ligeras notas dulces.

 

Todo menú balanceado incluye una ensalada y el chef Alberto Barrantes nos compartió una a partir de espinaca blanqueada, tomate cherry, queso feta, uchuvas frescas y aderezo de uchuva. De lo que más me gustó de esta propuesta fue el contraste entre el queso y la uchuva.

 

Lo siguiente en el menú fue uno de mis favoritos, se los aseguro. Es que cuando voy a la costa me parece una obligación probar productos marinos y la sopa de mariscos estuvo como anillo al dedo.

 

El chef la preparó con culantro coyote, tomates frescos, cebolla, mariscos y el toque especial es que los prepara como dice él “en su propio jugo”, lo que les da un gran sabor.

 

No les miento si les digo que el caldo estaba buenísimo, uno de verdad siente el sabor de los frutos del mar. El tomate le aporta frescor y los camarones siempre son bienvenidos.

Para este punto estaba más que entusiasmado de esperar los platos fuertes.

 

Mi favorito fue el culote de cuadril, un filete de res acompañado de un relich de banano deshidratado, hummus de remolacha y berenjena parrillada.

 

La carne tenía muy buen sabor, jugosa y suave, en verdad era una delicia en la boca. En cuanto al hummus les aseguro que lo probé con algo de incredulidad, esperaba algo dulzón y fue todo menos eso; el chef con gran talento logra una combinación original que agrada.

 

Otro producto de mar en el menú: un filete de marlin rosado a la plancha con salsa de tomates ahumados, con puré de berenjena y espaguetis de zucchini. La base de tomate le aporta frescura al plato y el pescado en su punto ideal de cocción deja muy buen sabor de boca.

 

Y para quienes siempre prefieren algo más tradicional o bien para quienes no comen res o pescado está en el menú el filete de pollo a la parrilla.

 

El chef trabaja con pollo de granja, sin hormonas y muy fresco. Este lo acompaña de un velouté de pejibaye y un salteado de yuca y tomate cherry. La base de pejibaye es de lo que más me gustó.

 

Desde luego que probar todos estos platos fue una tarea dura, pero en Rico Tico tuvieron la gentileza de hacernos versiones para compartir, así no tuve que regresar a mi casa rodando.

Fue muy reconfortante ver la preocupación de este restaurante y en general del hotel Si Como No por ofrecer algo distinto, una opción que le diga a los turistas que Costa Rica tiene muchas opciones gastronómicos más allá del rico gallo pinto, la olla de carne o el Rice and Beans con macarela.

 

Los platos que probé son solo una parte de este renovado menú. En total son 21 nuevas creaciones de Alberto Barrantes, un joven que con base en su entusiasmo por cocinar y la libertad que le dan en el restaurante está creciendo mucho en su campo.

 

Él se inspira de la cocina del mundo; hay platillos que tal vez tienen su origen en Francia o Italia, pero él les da un giro a lo nacional y al final el resultado es muy atractivo.

 

Además uno de los puntos en que trabajó fuertemente es en que fueran recetas saludables, con técnicas que emplean pocas grasas, para lograr algo rico y que aporte beneficios para la salud.

 

Ojalá que este esfuerzo del restaurante Rico Tico les traiga muchos beneficios y que a la vez inspire a otros a seguir el ejemplo.

 

 

Este nuevo año podría ser una excelente oportunidad de ir a pasear a Manuel Antonio y a conocer este lugar, además tiene una vista espectacular mientras se almuerza o cena, por lo que al final la experiencia es doblemente inolvidable.

 

Si están por la zona o van a planear visitarlo pueden llamar al 2777-0777, visitar el sitio web www.sicomono.com o seguirlos en Facebook como @HotelSiComoNo

 

 

 

 

 

Chef Alberto Barrantes

Facebook Comments Box