¿Por qué nos gusta tanto el Molino Central?

Autor: 
Melvin Molina / melvin@elsartencaliente.com

Es curioso pero siempre que voy al Molino Central, en Coronado, está lleno. Eso me hizo preguntarme ¿por qué nos gusta tanto?

Desde mi punto de vista la comida de ahí no es espectacular, son empanadas algo grasosas, tortillas de queso, tamales o chorreadas. Pero sin importar la hora en que se le visite siempre sus mesas están a reventar.

Tras hacerle números creo que nos atrae la nostalgia, el recuerdo de nuestra infancia, la memoria de días sin restaurantes de hamburguesas con una gran M amarilla. Eran tiempos en que en casa nuestra abuela o madre nos hacía tortillas en casa, o compraba en la feria maíz y tras un largo proceso nos daban chorreadas con natilla para el café de las 3 p. m.

También es la nostalgia de la taquería del barrio, póngale el nombre que quiera. Recuerdo en Cartago los tacos de doña Marta, en el centro. Eran toneladas de repollo, litros de salsa de tomate y mayonesa y debajo una tortilla de maíz frita rellena de carne mechada.

Y es eso justamente lo que revivimos en el Molino Central. Posiblemente usted tenga otra respuesta y me encantaría leerla. Pero solo así puedo justificar que visitemos este restaurante, compremos un gallo de salchichón de poca calidad con repollo y mucha salsa de tomate, mayonesa y que salgamos encantados.

Yo fui un sábado de estos y comí junto con mi esposa una tortilla de extra queso, una empanada de carne y el gallo de salchi. Al final era demasiada comida, pero uno que es antojado no puede resistirse con esos precios.

La tortilla tenía en efecto muchísimo queso y es lo más rico de la oferta que ordenamos, pero insisto la nostalgia me hizo disfrutar muchísimo ese gallo y empanada. Nadie me estaba diciendo que si lo quería a lo grande por ¢600 adicionales o me ofrecían el nuevo combo y eso es bonito.

Si se animan a ir una primera vez no esperen grandes lujos, pero desde luego que es un lugar bastante decente, amplio y hasta lo atienden en la mesa aunque no se extrañe si al salonero se le olvida parte de su orden.

En caso que asistan por favor me cuentan cómo les va y así comparamos puntos de vista. Están 200 metros al norte y 50 metros al oeste de la Iglesia de Coronado.  Abren todos los días de 7:30 a. m. a 7 p. m. Teléfono 2292-4929.

 

Palmeando las tortillas

La fachada del lugar.

Una vista al interior del restaurante.

En las paredes hay fotos antiguas de Coronado.

Facebook Comments Box