Sweet4Green: Esperábamos buen precio y comida rica, obtuvimos mucho más

Estamos en tiempos donde para lograr que un cibernauta le de click a una nota se inventan mil técnicas de escribir títulos para, supuestamente, capturar la atención del lector.

Una mirada al interior del restaurante.

Tomando en cuenta esos detalles yo podría decir de la reseña de esta semana algo como: No creerías la maravilla de lugar con buenos precios que encontramos en Los Yoses o bien No podrás creer lo que pasó cuando probé unos frijoles blancos con chancho en Los Yoses, sin embargo no es necesario hacer esos juegos de palabras para convencerlos desde el inicio de que conocimos un lugar que vale la pena ir por sabor, precio y atenciones.

El restaurante se llama Sweet 4 Green, es un emprendimiento que combina el entusiasmo de una familia y amigos por la cocina. Ellos quieren transmitir a sus comensales ese sabor que bien podemos llamar casero, una sazón que nos recuerda a cómo cocinaron las abuelas y hasta darle un toque Josefino a creaciones que se nutren de chicharrón, frijoles y maduros.

Lo primero que llama la atención es lo enorme del menú, tienen en verdad muchísimas opciones, lo que es bueno para el comensal porque tenemos mucho de donde escoger y al mismo tiempo un reto para ellos porque les obliga a tener siempre un poco de todo para poder complacer los antojos.

Mi favorito

La vida me da constantemente la suerte de poder disfrutar de comidas ricas. He probado algunas que posiblemente no pagaría porque me dolería y he comido en lugares donde jamás imaginé, por lejanos.

Frijoles blancos con cerdo y arroz blanco.

Pero eso no significa que no me guste o disfrute de lo muy tico, al menos de esas comidas que desde niño me hace que se me haga agua la boca.

Y fueron unos frijoles blancos con carnita de chancho los que se llevaron para mi los aplausos durante esta visita que hicimos cortesía de un arquitecto metido a hombre de cocina como Andrés Camacho y sus socios.

Esos frijoles sencillamente eran la gloria. Me recordaron los tiempos en que mi mamá me hacía una receta similar, pero también aquellos viejos tiempos cuando una birra en una cantina venía acompañada de una boca.

Los frijoles desde luego estaban perfectamente cocinados, en su punto. La carne de cerdo en trozos se sentía, era generosa y lo mejor es ese caldito o salsita resultante del proceso de guisado de la comida.

«Esos frijoles sencillamente eran la gloria. Me recordaron los tiempos en que mi mamá me hacía una receta similar»

Melvin Molina

Desde luego que solo podría existir una guarnición que le va como anillo al dedo: Un buen plato de arroz blanco. Si eso no es la gloria, se le ha de parecer. Y saben cuál es el precio de esa delicia ¢2.750. Les dije que tenían buenos precios.

Un clásico

Sí, es el chifrijo es un clásico en este país porque desde bares de pueblo hasta hoteles 5 estrellas lo tienen en su menú. Incluso, hasta tuvo su propia novela con demanda incluida.

En Sweet4Green tienen el suyo propio se llama Chifri S4G y su menú lo anuncia como una combinación de arroz blanco, frijoles, chicharrón de pura carne, pico de gallo, tortillas tostadas y aguacate.

El sabor del chicharrón estaba en todas, buenísimo, estaba como para pedir más. Su tamaño como boca superó mis expectativas al pensar que cuesta ¢2.750 y es de buen tamaño.

Chifri S4G.

Los frijolitos y el arroz bien, el pico de gallo siempre es un elemento que tiene más protagonismo del que en ocasiones se podría creer.

Como muchos me han escuchado o leído, yo soy fan de los chiflidos sin arroz. Eso no significa que no sepa valorar los que traen arroz.

En términos generales este chifrijo cumple. Ahora bien, a mi, a este comelón que tiene la oportunidad de opinar le gustaría hacer un par de observaciones.

La primera es con la proporción de arroz y frijoles. Para mi trae mucho arroz si se le compara con los frijoles (o al revés, que es lo mismo). Personalmente le pondría más frijoles o si es un tema de costos, le quitaría un poco de arroz y dejaría la misma cantidad de frijoles.

Chifrijito, un clásico.

Lo segundo, no vi el aguacate prometido en el menú. Podría ser que por la hora a la que fuimos, ya se acabara, pero uno que casi es fiel seguidor del aguacate como su gran líder supremo en verdad extraña que le prometan que estará y al final no aparezca.

Como pulpería de pueblo

Esa frase siempre me encantó, porque yo conocí pulperías de pueblo y comisariatos y en verdad eran comercios que en muy poco espacio tenían de todo lo que los seres humanos podrían necesitar para vivir y hasta llegar a la luna.

El menú de Sweet 4 Green es justamente eso, una oferta enorme que tiene de todo y se los voy a contar: Gallo pintos, empanadas, tortillas palmeadas con queso y natilla o con pinto; empanadas de maduro rellenas de frijoles molidos o queso, fuentes de frutas, pancakes, omelettes, desayunos completos, sopas, cremas, ensaladas, palitos de mozzarella, vigorones, nachos, garbanzos con pollo, casados, pastas, arroz con camarones y la cosa sigue ampliamente.

Yo, y desafiando el tamaño de mi estómago, pedí para terminar la noche una orden de empanada de carne. Una orden incluye dos empanadas y trae un cafecito negro o con leche, todo por ¢1.750. También las hacen de pollo en salsa, queso y frijoles molidos.

Los famosos nachos.

En resumen, hay buena comida, abundante, en lugar es lindo, la gente te trata bien y los precios están muy muy bien.

Los pueden encontrar en redes sociales como @sweet4green en Instagram y en Facebook como @sweet4greenbakerysmoothiescatering

La dirección, ellos están de Starbucks en Los Yoses, 25 metros al oeste. Eso sería sobre la Avenida Central que va del centro de chepe a San Pedro. Teléfono 8878-0679, abren de lunes a sábado, de 7:30 am a 8 pm y aparecen en Waze como Sweet4green (Calle 35 San Pedro).

Sangría blanca.
Empanada de carne.
Los batidos son todos naturales hechos de fruta fresca.

Estamos descubriendo los sabores caseros de Sweet 4 Green

Posted by El Sartén Caliente on Wednesday, February 19, 2020

Comments

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *